MENU DE INICIO

repo

Colombia y el vallenato en mora con homenajear a Oñate




Por descuido o desidia no se ha tenido en cuenta para hacerle no un merecido sino merecidísimo homenaje al maestro Jorge Oñate, quien está cumpliendo 50 años de vida artística, no solamente por el hecho de que cinco décadas es un numero bastante significativo, sino por lo que este artista representa para el vallenato, nadie puede discutir que fue el cantante que abrió la brecha, marcó la pauta y demarcó el derrotero para que otros grandes artistas surgieran y tuvieran relevancia en el folclor con su canto, él es el pionero, quien hizo que la figura del cantante adquiriera relevancia dentro del conjunto, su voz melodiosa, potente y clara, al nivel de la de cualquier interprete lirico de talla mundial, permitió que se volviera imprescindible una voz líder de calidad en las agrupaciones, de ahí para allá todos los interpretes que fueron surgiendo, siguieron su senda esforzándose para cantar con el alma, con sentimiento y clase al igual que el maestro Oñate. Pongo como ejemplo a otro grande, Poncho Zuleta, quien antes de convertirse en cantante profesional, fungió como guacharaquero y compositor de la agrupación de Los Hermanos López, siendo Oñate la voz líder, a Zuleta casual y simultáneamente también le grabaron cinco temas en igual número de producciones consecutivamente.
Gracias a Dios un festival novel, con tan solo nueve años de existencia y de otro departamento, como lo es el Festival Francisco El Hombre, de La Guajira, decidió de manera justa y oportuna este año homenajear a Jorge Oñate, quien gracias a su voz prodigiosa es conocido como ‘El Ruiseñor del Cesar’ o ‘El Jilguero de América’ y debido algunos títulos de sus producciones y canciones que van acorde con su prestigio musical y portentoso canto, también lo han bautizado como: ‘El cantante’, ‘El más fuerte’, ‘El invencible’, ‘La aplanadora’, este año Riohacha se vestirá de gala con el homenaje que le rendirán a tan ilustre interprete, les aseguro que mucha gente asistirá a este magno evento, no solo provenientes de todos los rincones del país sino de muchos otras naciones, dada la trayectoria del homenajeado y el “boom” que ha representado su última producción, considerado el disco compacto del año 2016, en donde Jorge corroboró su talento y que muy a pesar de tener 50 años cantando, aún puede hacer cosas excepcionales a nivel musical para complacer a su público y seguidores y de esta manera seguir enalteciendo el vallenato como siempre lo ha hecho, a esto debemos sumarle el éxito ‘La Batea’ que fue la canción que más sonó en diciembre y muy seguramente será el tema bandera del carnaval de Barranquilla.
Da pena y hasta inconformidad que los vallenatos y cesarenses aún no le hayamos hecho la distinción y el agasajo que este diestro merece, rindiéndole homenaje a Oñate, no solo estamos brindándole tributo al músico o la persona sino a todo el folclor vallenato en sí, él fue uno de los gestores de llevar nuestra música hasta donde está, pues ahora es el momento que el vallenato y todo lo que con este bello género musical tenga que ver, recíprocamente le brinden lo que merece, Colombia y la máxima autoridad de nuestro folclor como lo es el prestigioso Festival de La Leyenda Vallenata, deben hacerle un homenaje que quede para la historia, y que en mi humilde concepto debió haber sido este año. No se nos olvide cuantas alegrías y triunfos nos ha brindado Oñate, es el momento de retribuírselas no con uno, sino con varios homenajes.


Por: Julio Mario Celedon